Charlas con ex Alumnos| Monseñor Casaretto en la Asociación

Almuerzo con Casaretto (10)

El pasado miércoles 5 de agosto, dentro del programa de reuniones con ex alumnos notables, nos visitó Monseñor Jorge Alcides Casaretto, promoción 1954.

Durante el almuerzo, se refirió en principio al documento de la Pastoral Social de la Iglesia, que dirige, titulado “Hacia un bicentenario en Justicia y Solidaridad 2010-2016“. Expuso los temas que  la Iglesia enfoca y que  más preocupan a la sociedad, como la educación, la asistencia social, la pobreza, la drogadicción y la corrupción.

Con relación a la sociedad argentina, y los conflictos que enfrenta, ponderó los objetivos de memoria, verdad y justicia, aunque necesariamente compenetrados con el arrepentimiento y la reconciliación. También se refirió a la relación de la Iglesia con los distintos factores de poder: el gobierno, los sindicatos y el empresariado a partir de sus experiencias tanto a través de Pastoral Social como en su condición de Obispo de San Isidro; destacando especialmente lo realizado bajo su conducción de ambas entidades. Obviamente, hizo hincapié en la preocupación por la pobreza y la gravedad de la conjunción de pobreza y drogadicción.

Luego contó acerca de su estrecha y dilatada relación con Monseñor Jorge Bergoglio durante su desempeño como arzobispo de Buenos Aires y, actualmente, desde su asunción como conductor de la iglesia católica; y expresó su admiración por Juan Pablo II, relatando experiencias personales.

Finalmente, reveló que siendo estudiante de ingeniería, en cuarto año de la carrera,  recibió el llamado de Dios que le indicó cuál sería su camino de Fe y, a propósito del tema, destacó el marcado descenso de las vocaciones sacerdotales producido ya desde hace varios años, que de alguna manera se compensa con la excepcional calidad del clero argentino.

Por supuesto, no faltó un comentario referido a su orgulloso y valorado paso por el Colegio a través del recuerdo de profesores, celadores y compañeros  de su promoción, con los que vivió entrañables anécdotas. Asimismo respondió las numerosas preguntas que le fueron formuladas por los asistentes.

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *