¡La Promoción 1990 festejó su 25° Aniversario!

CTK9UWBXAAAIdv_

La Promoción 1990 festejó sus Bodas de Plata el pasado viernes 6 de noviembre. Comenzó su festejo en el Aula Magna del Colegio, en el cual Alejandro Jarak, organizador del evento y maestro de ceremonias, presentó a cada uno de los oradores.  Estuvieron presentes el presidente de nuestra entidad, Gustavo Potenze, la vicerrectora del turno vespertino Carolina Belucci y el ex presidente de la Asociación, Walter Papú.

La vicerrectora los recibió y nuestro presidente también dedicó a la promoción unas cálidas palabras. La primera oradora de la noche fue Carolina Terenzi, quien leyó una carta de Horacio Sanguinetti. Lamentablemente el ex rector del Colegio no pudo estar en el festejo por encontrarse de viaje. Luego tomó la palabra el actual ministro de economía de la nación, Axel Kicillof.

A continuación  fue Sebatián Espino quién se dirigió a sus compañeros y compartió la emoción que le causaba estar reunido nuevamente con ellos. Finalmente habló Mayra Marchetti, quien viajó especialmente desde el exterior para  participar de este encuentro único.

Como es habitual al cumplir los veinticinco años, la Asociación hizo entrega a cada ex alumno de una medalla plateada conmemorativa del aniversario.

Al cerrar el acto, los ex alumnos fueron invitados a recorrer  las aulas para rememorar sus años de cursada y posteriormente cruzaron a nuestra sede para seguir festejando.

A continuación compartimos las palabras que expresó Carolina Terenzi en el acto:

Estimadas autoridades del Colegio y de la Asociación de ex Alumnos, estimados hermanos y hermanas en el aula y en la vida, estimadas familias, estimados todos:

La última vez que leí de pie en este mismo estrado fue el día de nuestra Colación de Grado, apenas comenzada la década del 90. Entonces creía que todo lo podía y lo merecía, y que habría tiempo para todo y para todos.  Hoy sé que nada es tan permanente, me urgen la alegría y el perdón, y sólo atesoro los momentos que vale la pena recordar. Como el de mi ingreso al Colegio, en 1985, la democracia recién recuperada en nuestro país. Se me designó la undécima división, la última de la tarde. Aún no se había abierto el turno noche, con lo que podríamos decir que casi estaba de yapa en estos claustros. Esa posición probablemente haya signado mi actuación y la de mis compañeros, un tanto taciturna, en todos nuestros años de cursada. De hecho, hace poco me enteré de que éramos conocidos como “la pecera”. Sin embargo, y en la completa ignorancia de esta metáfora, egresé del Colegio, estudié Letras en la UBA, formé una familia y hoy tengo un vínculo con el Colegio que es doble y que se ha resignificado, ya que no solamente soy ex alumna, sino que soy la orgullosa mamá de Lorenzo (15 años, alumno de 3ro 8va), de Conrado (12 años, aspirante al Colegio, quien rinde mañana el 8vo de los 10 parciales del Curso de Ingreso a las Escuelas de Educación Media dependientes de la UBA) y de Renata, de 10 años, quien planea convertirse también, con el tiempo, en una hermana en el aula y en la vida. Y es que lo que puedo afirmar que ha permanecido a lo largo de estos 25 años es el respeto por una educación pública de calidad, por valores como la amistad, la tolerancia, el coraje y la honestidad, y especialmente el reconocimiento a la labor de los docentes que nos acompañan en nuestra formación académica y personal.

 

Vaya, por ello, nuestro homenaje, a Madame Arcioni, Francisco Azamor, al profesor Carbone, al profesor Cano, a Madame Costa, a Elena Dossi, a Haydée Erb, a Roberto Fraboschi, a Emilse Gorría, a Oscar Guindelfeld, a Carlos López, a la profesora Mayer, a Silvina Marsimián, a Rosalía Montes de Lew, a Roberto Patané, a la profesora Pemberton de Gallo, a Carlos Raijker, a Eduardo Rinesi, a Aurora Sánchez, al profesor San Julián, a Susana Stein, a la profesora Weiss, a Sylvia Wendt, y a todos nuestros queridos profesores que pasaron por nuestras vidas no sin dejar huella. Como lo hizo también don Horacio Sanguinetti, quien se acercó a la Asociación de ex Alumnos y dejó, de puño y letra, las palabras que, feliz, comparto con ustedes. Palabras breves, sentidas, y, en mi opinión, demostrativas de una forma de ser que ya no abunda.

                                                           Buenos Aires, noviembre de 2015

A la Promoción Colegial de 1990.

De todo mi afecto:

Gracias por la invitación que debo rehusar con auténtica pena, pues me hubiese gustado verlos, saber en qué están, cómo han orientado, luego de 25 años, sus existencias, aspiraciones y tareas.

Ya son ustedes mujeres y hombres derechos, y quiero pensar que algo de sus bienes lo han logrado por mediación del Colegio. Algo, por lo menos.

En principio, no creo que el afecto entre docentes y alumnos, pese a su fuerza efectiva, se pueda considerar amistad; serán sentimientos semejantes pero distintos, como los que median entre padres e hijos, marido y mujer, y algunos otros. Pero pasado tan largo tiempo, propongo que por fin podamos emplazarnos como amigos.

El 6 de noviembre viajo, de modo que el impedimento resulta inamovible. Ténganme presente en la colación, y en la vida.

Muy cordialmente

Horacio Sanguinetti

Me parece que sí, que tiene razón, mucho le debemos al Colegio, nosotros, quienes nos precedieron y quienes nos suceden. Y que también podemos tratarnos de “amigos”, porque más allá del tiempo y la distancia, nos une el alma mater: somos hijos intelectuales del Colegio, y como tales, hermanos en el aula y en la vida.

Un último pensamiento para quienes ya no están con nosotros:

  • Romina Talmasky (2da división)
  • Ricardo Scorticati (2da división)
  • María Vazquez (6ta división)
  • Lisandro Conde (7ma división)
  • Juan Martín Rodríguez Denis (10ma división)
  • Gastón Cangiano (10ma división)

Nos veremos otra vez, que no decaiga, buenas noches.

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

One Response to ¡La Promoción 1990 festejó su 25° Aniversario!

  1. HEBE HAYDEE ERB dice:

    Muchas gracias por recordarme !!!
    Recibì un llamado de la mamà de un exalumno y pude hoy conectarme por este medio…
    Mis casi treinta años en el colegio fueron inolvidables, al retirarme en 1996 sentì un dolor inmenso que perdurò mucho tiempo…
    Me agrada reencontrarme con Uds. y que me recuerden !!!
    Abrazos para todos y èxitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *