PROYECTO DE REFORMA ESTRUCTURAL DEL CNBA: ¿QUÉ PENSÁS?

fotocolegiofrenteEl día lunes 20 de febrero, el Sr. Rector de nuestro Colegio, Prof. Gustavo Zorzoli difundió una carta en la que se detallaba el proyecto de adaptación de las aulas reemplazando las estructuras rígidas de los pupitres. Esta reforma ha sido rechazada el pasado lunes 6 de marzo por el Consejo Escolar Resolutivo (CER), el cual resolvió: “Suspender la implementación de los cambios señalados en el funcionamiento de los claustros, mencionados en la carta del rector publicada el 20 de febrero de 2017. Mantener, por el momento, el funcionamiento interno utilizado en el ciclo lectivo 2016 respecto de lo espacial, lo pedagógico y lo laboral”. El proyecto había sido previamente aprobado por el Consejo Académico de la institución el miércoles 1° de marzo. A continuación detallamos un fragmento del acta de dicha reunión publicada en la web del CNdeBA:

“En primer lugar el Rector explicó las modificaciones a realizar con respecto a la reorganización en el uso de las aulas.

La rectoría anuncia que, con esta innovación, es previsible que el año próximo se puedan distribuir las divisiones de 1er. año entre los turnos mañana y tarde, permitiendo que los estudiantes más jóvenes cursen en los turnos diurnos.

A partir del hecho de que los alumnos serían quienes circulen por las aulas, con un esquema similar al universitario, ellos ganarían mayor autonomía. Se explicó que por tal razón se dispondría duplicar la cantidad de tutores en primero y segundo año de forma inmediata y progresivamente en el resto de los años.

Otro aspecto tomado en cuenta fue que los alumnos no tendrían el aula para dejar sus útiles y en tal sentido se prevé la incorporación de casilleros tipo “lockers” en los claustros del contrafrente de todos los pisos.

Se consideró además que la pérdida del claustro por año haría necesaria la disposición de nuevos áreas de encuentro para las cohortes, por lo que la réplica de espacios como el Patio Frío sería tomada dentro de las prioridades.

Se ratificó que los horarios de los docentes no sufrirían cambios en virtud de la implementación de esta iniciativa, y que los tradicionales bancos de madera desmontados serían conservados.

Se informó que en un principio no habría transformaciones significativas en los claustros, pues en función de los requerimientos de los distintos departamentos pedagógicos se modificarán entre 6 u 8 aulas de las 38 disponibles.

Otro tema discutido fue la preocupación de algunos docentes sobre la pérdida de tiempo de clase debido al mayor desplazamiento de los estudiantes. Algunos Jefes de Departamento (Música, Química, Plástica e Informática) afirmaron que eso ocurre hoy sin que esto represente pérdidas de tiempo de clases significativas, ya que esperan a sus alumnos en gabinetes y laboratorios. De todos modos se informó que se invertiría el tiempo de clase de cada módulo: la primera hora pasaría a ser de 35 minutos y la segunda de 40 minutos, a los efectos de que todas las clases tengan una duración similar.

Otra cuestión abordada fue que las aulas estarían mucho más cuidadas. La experiencia muestra que Gabinetes y Laboratorios se encuentran en un estado de conservación superior a las aulas que comparten tres cursos a lo largo de la jornada.

Los Consejeros externos argumentaron a favor de la reforma y plantearon tres puntos positivos importantes: una ampliación en el uso de aulas, un modelo pedagógico que mejora las condiciones docentes de trabajo y envía un mensaje extramuros de transformación y de flexibilidad. Asimismo, remarcaron la importancia de realizar un seguimiento constante de los primeros y segundos años. “

Por otra parte, la posición del CER para manifestar su oposición reflejada en su última resolución fue la siguiente:

VISTO,
los recientes cambios impulsados por el Rector, que se dieran a conocer por medio de la carta publicada en la web del CNBA el 20 de febrero de 2017;
que dichos cambios no fueron puestos a consideración ante este Consejo de Escuela Resolutivo;
que le es imposible a este cuerpo colegiado expedirse sin conocer los pormenores de un proyecto escrito;
que el CNBA es un Colegio de carácter experimental y, por ello, suceptible a innovaciones, carácter al que este órgano colegiado no se opone;

y CONSIDERANDO,
que el art. 33 del Reglamento General de Establecimientos de Enseñanza Secundaria de la UBA impone al CER la exclusiva atribución de delinear el proyecto pedagógico institucional;
que los cambios impulsados generan un impacto en la vida pedagógica del CNBA, para lo que se requiere un debate en un plazo razonable;”

Desde la Asociación, nos interesa conocer tu opinión: ¿Estás de acuerdo con la reforma? ¿No? ¿Por qué? Podés votar en nuestra encuesta haciendo click aquí o enviarnos un mail a aexcnba@aexcnba.com.ar contándonos qué pensás al respecto.

 

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *