Se presena “Relatos de Migrantes” en la AexCNdeBA

El jueves 12 de septiembre a las 18 se realizará la presentación del libro “Relatos de Migrantes. Historias de la Postguerra”, del asociado de la promoción 1960, Ariel González Elicabe.  González Elicabe, magistrado retirado de la actividad oficial, prestó funciones en la Justicia desde 1989, oportunidad en que se inauguró el tradicional edificio de Penales de Hipólito Yrigoyen 475; siendo uno de los referentes de la actividad judicial en la Provincia de Buenos Aires.

Reseña de la editorial:

La trama comienza con un itinerario oceánico en el que las escalas son puntos de referencia para los personajes que van confluyendo en un relato central al que se conectan con elegancia o con violencia. Son páginas muy atractivas por su valor testimonial.
La aguda comparación entre sucesos políticos mundiales y locales, con el desarrollo de las vicisitudes de los migrantes, es el núcleo de la ficción combinada con un segundo trayecto que va desde el Gran Buenos Aires hasta las provincias centrales.
La exposición del autor se basa en datos reales de su investigación sobre la temática política y económica que se narra en estos Relatos de migrantes, en los que muchos lectores podrán identificarse, a través de sus padres o parientes, con algunos de los personajes protagónicos del relato.

El Dr. Ariel González Eliçabe ha redactado miles de sentencias durante sus veintiocho años como como magistrado de la justicia en lo criminal. Ya retirado, incursiona en la ficción histórico-literaria, sin haber abandonado su vocación por la investigación de hechos del pasado.
Entrevistado por la prensa, ha dicho que ahora puede apartarse del rigor de las pruebas del proceso, pero no de los acontecimientos ocurridos en la Argentina y de compararlos con los sucesos del resto del mundo. Le ha dado claridad y forma a esos relatos, y los interpreta desde la visión de sus personajes.
Sus protagonistas bien pudieron haber sido reales en una época de gran movilidad social y política, donde los recién llegados al puerto llegaban en los barcos o en los trenes. Los migrantes convergían así a las grandes ciudades.
El autor no cuenta anécdotas judiciales, sino reflejos de un tiempo que pasó, con suspenso, intrigas o delitos, que incluyen imputados, testigos y víctimas, como en sus sentencias.

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *