¿Cómo será este año el curso de ingreso para las escuelas de la UBA?

Compartimos la nota publicada esta semana en el Diario Página 12, donde informa la nueva modalidad de cursada que tendrá el curso de ingreso al Colegio, dada la situación sanitaria actual. Vale destacar que durante el tiempo transcurrido los alumnos han recibido un acompañamiento remoto virtual, por lo que no han estado sin material de estudio. Por ese motivo, se ha omitido una parte del artículo en el cual se dice que el curso había sido suspendido en meses anteriores.

Debido a la extensión del aislamiento social y la imposibilidad de fijar fecha para el reinicio de las actividades presenciales, la Universidad de Buenos Aires decidió que los cursos de ingreso para sus escuelas secundarias se realizarán de forma remota y su duración será de cuatro meses, entre septiembre y febrero. Luego, habrá un examen presencial. Ahora el rector de la UBA, Alberto Barbieri, le encomendó a la Secretaría de Educación Media la virtualización completa del curso que tendrá como fecha de inicio el 1 de septiembre y se realizará con material digitalizado de acceso libre, foros de consulta periódicos y los simulacros de exámenes respectivos. Aunque el curso se dará a distancia, las autoridades confirmaron que los ingresantes serán evaluados de manera presencial.

“En realidad, esta decisión es producto del problema que estamos viviendo. Nosotros teníamos la expectativa de que en junio o julio íbamos a poder volver a la presencialidad pero lamentablemente ya sabemos que este año no”, explicó a PáginaI12, el secretario de Educación Media de la UBA, Oscar García.

 Habitualmente, el curso de ingreso comienza en el mes de marzo y finaliza a fines de noviembre. Los aspirantes suelen cursar los sábados de forma presencial, de 8 a 12.30. Todos los años, el total de inscriptos a cada escuela suele ser de 1500 y sólo ingresan alrededor de 450.

Con esta nueva decisión que tomó la UBA, el curso se iniciaría el 1 de septiembre y finalizaría en febrero, con un receso en enero. Los alumnos del curso tendrán acceso a aulas virtuales donde podrán acceder al material digitalizado de manera libre y gratuita, clases sincrónicas a través de plataformas como Zoom o Meet, simulacros de exámenes y foros de consulta.

“Durante todo el mes de agosto vamos a realizar un proceso de adaptación para virtualizar todos los contenidos y armar aulas virtuales”, señaló García.

En cuanto a los contenidos que se evaluarán, el secretario de Educación Media explicó que habrá una reconfiguración del programa, priorizando aquellos contenidos esenciales que garanticen el nivel académico que caracteriza la formación de los colegios de la UBA. Asimismo, aquellos temas que hayan sido trabajados en el periodo de acompañamiento virtual durante estos últimos meses serán revisados y acreditados.

“Vamos a tener una reunión con los coordinadores y equipos académicos para capitalizar todo aquello que ya se había hecho. Porque estos meses los chicos tuvieron acceso al material y a las guías subidas en las páginas de las escuelas y fueron haciendo algunas actividades de matemática y lengua”, indicó García y añadió: “También vamos a reducir los contenidos a aquellos esenciales ya que la duración del curso es más acotada respecto de lo que normalmente es”.

Las evaluaciones serán tomadas de forma presencial entre diciembre y febrero del año que viene. Los ingresantes tendrán que rendir exámenes de cada asignatura: Matemática, Lengua, Historia y Geografía. En el mes de marzo estarían los resultados  de los exámenes de ingreso al Nacional y el Pellegrini. Las otras escuelas que dependen de la UBA: el Instituto Libre de Segunda Enseñanza (ILSE), la Escuela de Educación Técnico Profesional en Producción Agropecuaria y Agroalimentaria, el Colegio Preuniversitario de Escobar tienen sus propios sistemas de ingreso y la Escuela de Educación Técnica de Villa Lugano no toma examen.

“Optamos por tomar los exámenes de forma presencial para evitar cualquier irregularidad que se pueda generar con la virtualidad. Para eso vamos a tener que habilitar más establecimientos para distribuir a los alumnos en más aulas con la aplicación e instrumentación de protocolos que ya fueron aprobados”, señaló García.

Si bien la decisión de iniciar el curso en septiembre ya está encaminada y confirmada, todavía no se aprobó la resolución final. “Aún no elevamos nada al Consejo Superior porque estamos en un proceso de modificación del curso, debatiendo bien la cuestión de la reducción de los contenidos y la toma de los exámenes -señaló García-. Pero es algo que ya fue discutido con la Secretaria Académica y con el rector.”

Articulo publicado en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *