Ebooks| Federico Lorenz presenta: KOMOREBI

Federico Lorenz, promoción 1988, presenta su nueva novela sobre el Colegio en formato digital “KOMOREBI, una luz que entra al Colegio y revela sus fantasmas”.  Pueden acceder a ella y descargarla ingresando aquí

Los enormes claustros del Colegio Nacional de Buenos Aires le sirven de escenografía al profesor que protagoniza esta novela. Allí se obsesiona con la historia detrás del fantasma que se le aparece: una vida de la que no se supo más nada cuando terminaba su tercer año como alumno allí. La biblioteca, el archivo de legajos, algunos docentes históricos y varios ex alumnos le sirven como pista al docente: quiere saber quién es ese chico pero sobre todo quiere saber cómo ayudarlo. En japonés, la expresión komorebi sirve para referirse a la luz del sol que se filtra entre las hojas de los árboles. En esta novela, la luz se filtra por las ventanas del majestuoso edificio y por las ideas que el docente encadena durante su búsqueda.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¡Cociná con la AexCNdeBA!

¡Aprovechemos este período de Aislamiento Preventivo Obligatorio para compartir de forma virtual algunos secretos culinarios!

Si te gusta cocinar o querés provar algo nuevo, animate a cocinar con nosotros.

Podés grabarte cocinando tu receta preferida y etiquetarnos, subir fotos o escribir tu el paso a paso de tu especialidad, y lo compartiremos en nuestras redes sociales. En nuestras Historias de Instagram y Facebook podrás descargar una idea de plantilla para completar ¡O armá la tuya!

¡Esperamos tus propuestas!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Charla virtual sobre Coronavirus Julio Caramelo informará sobre los test serológicos argentinos

Julio Caramelo, promoción 1989, se encuentra trabajando en el desarrollo del primer test serológico  para el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Nos brindará una charla sobre este y otros temas el martes 26 de mayo vía ZOOM, a las 18 horas, Para inscripciones, enviar un mail a aexcnba@aexcnba.com.ar

Para mayor información al respecto, compartimos una nota publicada por el Instituto Leloir al respecto:

Investigadores del Instituto Leloir logran desarrollar el primer test serológico de Argentina para el nuevo coronavirus SARS-CoV-2

El test, cuyo desarrollo fue liderado por científicos del Instituto Leloir y del CONICET, se llama “COVIDAR IgG” y fue validado con 5000 análisis en distintos centros de salud con excelentes resultados. Fue registrado en ANMAT y ahora está en curso la etapa de producción: se podrían realizar 10 mil pruebas por semana y escalarlo a medio millón en el término de un mes. La herramienta se pondrá a disposición del Ministerio de Salud de la Nación.

En un tiempo récord de 45 días, científicos de la Fundación Instituto Leloir (FIL) y del CONICET lideraron el desarrollo de “COVIDAR IgG”, un test serológico que a partir del análisis de muestras de sangre o de suero permite determinar si una persona tiene anticuerpos contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Arroja resultados en un par de horas y, entre otros fines, puede servir para evaluar la evolución de la pandemia de COVID-19 en poblaciones. Fue registrado en ANMAT, organismo regulatorio de medicamentos, alimentos y tecnología médica a nivel nacional.

El proyecto tuvo lugar en el marco de la “Unidad Coronavirus Covid-19”, conformado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación para coordinar las capacidades del sistema científico y tecnológico nacional en tareas de diagnóstico e investigación sobre SARS-CoV-2.

“Hasta ahora se realizaron cerca de 5000 determinaciones en distintos centros de salud con excelentes resultados”, afirmó una de las líderes del proyecto, Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la FIL e investigadora del CONICET. El nuevo test se aplicó a muestras de suero de pacientes internados confirmados o con sospecha de COVID-19 provenientes de siete hospitales y centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

La prueba tendrá diversas aplicaciones: el monitoreo de pacientes infectados para evaluar la respuesta inmunológica; la determinación del estado inmunológico de profesionales de la salud debido a la exposición que tienen al atender enfermos de COVID-19; la cuantificación de anticuerpos en muestras de convalecientes con fines terapéuticos; y el análisis de la evolución de la pandemia a nivel poblacional.

De acuerdo con Gamarnik, “están dadas las condiciones para ofrecer de inmediato una producción de 10.000 determinaciones por semana que podría escalarse a medio millón en el término de un mes”.

El test COVIDAR IgG, que se pone a disposición de las autoridades nacionales, incluyendo el Ministerio de Salud, detecta en sangre y suero anticuerpos que el sistema inmune produce específicamente para el nuevo coronavirus. Si el resultado es positivo significa que la persona testeada estuvo cursando la infección o que lo está haciendo.

Los test serológicos, como COVIDAR IgG, no se emplean para un diagnóstico temprano, porque para ese fin se utilizan los ensayos de PCR que detectan directamente al virus. “Los anticuerpos pueden detectarse en suero o plasma de personas con sospecha de COVID-19 generalmente a partir de los 7 días del comienzo de síntomas, aunque pueden aparecer antes o después. Y luego persisten por períodos prolongados, incluso cuando la persona ya se ha curado. Por este motivo, los test serológicos son de gran utilidad para evaluar la extensión de la pandemia en la población, dado que permiten detectar casos asintomáticos que han pasado desapercibidos”, explicó Julio Caramelo, jefe de laboratorio de la FIL e investigador del CONICET.

Todavía no se sabe lo suficiente respecto de cómo se producen los anticuerpos durante el curso de la enfermedad. “Por esto es muy valioso contar con un test serológico que permita generar esta información. Los datos que se obtienen pueden ser complementarios a los estudios por PCR y puede dar información adicional, ya que cuando el virus deja de circular y el ensayo de PCR se torna negativo, los anticuerpos se siguen detectando en circulación”, puntualizó Marcelo Yanovsky, jefe de laboratorio de la FIL e investigador del CONICET.

“Por otro lado, realizamos estudios con sueros de pacientes ya recuperados para detectar los niveles de anticuerpos específicos contra el virus. Esto último es muy valioso, porque permite identificar sueros con alto contenido de anticuerpos que pueden ser empleados para diseñar curas de personas infectadas con distintos tipos de terapias”, destacó Gamarnik quien en 2016 fue distinguida con el Premio internacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”, por descubrir mecanismos claves que regulan la replicación del virus del dengue.

El presente desarrollo “tiene la ventaja de ser de bajo costo y requiere de mínima infraestructura, permitiendo evaluar cientos de miles de muestras”, aseguró Gamarnik.

El test se realiza en placas que permiten testear 96 sueros a la vez mediante la técnica que se conoce con el nombre de ELISA, la misma que se utiliza, por ejemplo, para la detección de la infección por VIH y hepatitis B. Las placas tienen inmovilizadas proteínas del coronavirus y sirven de “carnada” para ¨pescar¨ los anticuerpos que se encuentran en los sueros, de modo tal que puedan ser identificados y cuantificados por un método enzimático que produce color.

Además de brindar acceso rápido, el desarrollo local tendrá un costo significativamente menor a los kits de Estados Unidos o de Europa. “Traer los kits serológicos del exterior a nuestro país también tiene un costo adicional. Nuestro objetivo es producir miles de placas y ponerlas al servicio de las autoridades de Salud sin un fin comercial”, indicó Diego Álvarez, quien también participa del proyecto y se desempeña como investigador del CONICET en la Universidad Nacional de San Martín.

El desarrollo y la validación del test contó con la colaboración de numerosos centros de salud, incluyendo el Hospital de Clínicas, el Hospital Muñiz, el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS), CEMIC, el Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba y otros.

De acuerdo con Jorge Geffner, profesor titular de Inmunología en la Facultad de Medicina de la UBA e investigador del CONICET, el test desarrollado por Gamarnik, su equipo de trabajo y colaboradores, “es realmente excelente. Nosotros realizamos un primer estudio testeando la presencia de anticuerpos IgG anti-SARS-CoV-2 en personal de salud de dos hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, en pacientes convalecientes, con diagnóstico confirmado por PCR de infección por SARS-CoV-2 y en individuos controles, no infectados. La sensibilidad del método demostró ser excelente, como también su especificidad y reproducibilidad”. Y agregó: “Considero que es una herramienta sumamente útil para estudios de seroprevalencia en diferentes entornos: personal de salud, residencias de mayores y testeos poblacionales”.

Por su parte Marcela Echavarría, vicedirectora de la Unidad de Virología Clínica del CEMIC e investigadora del CONICET, y colegas procesaron más de 80 muestras en duplicado de diferentes pacientes, con y sin COVID-19, con el test serológico COVIDAR IgG. “La reproducibilidad fue excelente. La sensibilidad y especificidad fue muy alta. Esta herramienta será importante para ampliar el conocimiento de la cinética de anticuerpos de pacientes COVID positivos y para documentar la presencia de anticuerpos en plasma de convaleciente a fin de ser utilizado como tratamiento en pacientes graves”, puntualizó Echavarría.

Asimismo, los investigadores están desarrollando una base de datos centralizada para el análisis de resultados serológicos de todo el país. La misma tendrá entradas desde los centros de salud que alimentarán una única central que estará a disposición de las autoridades nacionales.

“Lo que se pone de manifiesto en este estado de emergencia es el capital humano que tiene el CONICET, científicos capacitados para resolver problemas. En nuestro laboratorio nunca desarrollamos ensayos serológicos ni trabajamos en coronavirus ni en virus respiratorios. Sin embargo, tenemos una formación que nos permite abordar problemas de virología y resolverlos. Tenemos criterio y experiencia, algo que no se compra de un día para otro, lleva muchos años de formación. Este es el fruto de la inversión del CONICET para generar recursos humanos”, destacó Gamarnik. Y remarcó el orgullo que siente por el trabajo de los miembros de su equipo: María Mora González López Ledesma, Guadalupe Costa Navarro, Diego Ojeda y Horacio Martín Pallarés “quienes tomaron este desafío con el compromiso de aportar este esfuerzo descomunal para ayudar en la lucha contra la pandemia”.

“También quiero destacar la solidaridad por parte de todos los miembros del Instituto Leloir, de Marcos Olivera quien facilitó la tarea para la compra de material indispensable y de colegas en el instituto que aportaron herramientas y equipamiento para este proyecto. Fue una experiencia de cooperación inédita”, subrayó Gamarnik. Y también agradeció a investigadores del Hospital Mount Sinai de Nueva York que de manera solidaria y desinteresada colaboraron con este desarrollo.

Del avance también participó Jorge Carradori, Director Técnico del Laboratorio Lemos S.R.L. Este laboratorio nacional es conocido por ser pionero en el desarrollo de productos para diagnóstico de uso in vitro, con especial interés en la enfermedad de Chagas, siendo referente en este tema en América Latina durante más de treinta años.

Andrea Gamarnik, Marcelo Yanovsky, Julio Caramelo, Guadalupe Costa Navarro, Diego Ojeda, Horacio Martín Pallarés, María Mora González López Ledesma y Diego Álvarez.

“Ante la emergencia sanitaria que estamos viviendo, un grupo de becarios e investigadores ha trabajado incansablemente durante siete semanas para lograr en muy poco tiempo el kit serológico.  Hemos puesto a su disposición toda la infraestructura y apoyo necesarios para llevarlo adelante.  El kit será una herramienta clave para monitorear el desarrollo de la pandemia en nuestro país y contribuirá a la toma de decisiones por parte de las autoridades nacionales”, señaló Ángeles Zorreguieta, directora de la FIL.

“El kit es producto del trabajo de un equipo que se puso como meta mejorar de manera urgente el diagnóstico de COVID19 para cuidar mejor a los posibles infectados. Esto salvará muchas vidas”, afirmó Alejandro Schinder, presidente de la FIL. Y agregó: “Esta capacidad de respuesta rápida fue posible gracias a décadas de formación de recursos humanos y del armado de un entramado científico de alta competitividad. Esta experiencia nos enseña que el país necesita ciencia de alto nivel, la que nos prepara para enfrentar estos desafíos inesperados en el ámbito de la salud”.

Este importante logro fue posible gracias al enorme esfuerzo y dedicación de los investigadores argentinos y al apoyo económico brindado por la Fundación Williams, individuos, empresas y organismos oficiales del área de ciencia y tecnología.

Fuente; Institulo Leloir

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Por Federico Lorenz| La vuelta al mundo de Magallanes, esa otra Odisea

Compartimos la publicación realizada en el Diario La Nación por Federico Lorenz, promoción 1988

Hay aventuras extraordinarias que corren el límite de lo pensable. Los océanos se conectan entre sí: lo sabemos hoy, pero hace solo cinco siglos nuestros antepasados lo desconocían. A finales del siglo XV los europeos necesitaban encontrar un camino a las islas de las especias. El Imperio Otomano cerraba las rutas tradicionales y los portugueses bordearon el continente africano para llegar a Oriente. Pero fueron los españoles los primeros en cruzar el Océano Atlántico en esa búsqueda (porque los lusitanos fueron celosos con su ruta). En 1513 Vasco Núñez de Balboa cruzó a pie el istmo de Panamá y pudieron contemplar un nuevo océano. ¿Cómo llegar hasta él?

Entonces comenzó la búsqueda del paso interoceánico . En 1516 el malogrado Juan Díaz de Solís llegó al Río de la Plata, al que bautizó Mar Dulce; pero el camino estaba mucho más al Sur. Hacia allí partió, el 20 de septiembre de 1519, la Flota de las Molucas, una expedición de cinco naves al mando del marino portugués Hernando de Magallanes . Había acordado con Carlos I de España la búsqueda del paso. Si eso no sucedía, tornarían hacia el Este y navegaría hacia las Islas de las Especias por la “ruta de los portugueses”, lo que el flamante Tratado de Tordesillas (1494) prohibía. Eran cinco embarcaciones: la San Antonio, la Concepción, la Santiago, la Trinidad (capitana) y la única que daría la vuelta al mundo, predestinada por su nombre: Victoria.

Cuando éramos pequeños teníamos que aprender de memoria la historia de estas expediciones: eran los antecedentes históricos de las naciones en las que habitamos. Esa manera de transmitir el conocimiento histórico, tan parecida a la lectura en voz alta de un contrato de compra-venta, drena la sangre de episodios humanos con gran carga dramática y que se leen como novelas de aventuras. Porque cuesta imaginarse el desafío que implicaba una de esas expediciones. La nao Victoria, la única que sobreviviría, tenía unos 27 metros de eslora (la longitud de proa a popa) y estaba construida con madera de pino y roble. Es probable que la hubieran botado en el país vasco, en unos astilleros especializados en la caza de ballenas (los vascos fueron pioneros en esa industria). Era un barco de tres palos con castillo de proa y popa y una tripulación de algo menos de cincuenta hombres. En total, el portugués Magallanes estaba al mando de un poco más de 250 hombres: castellanos, vascos, portugueses, griegos, árabes, andaluces, italianos y griegos. Sus altivos oficiales castellanos lo detestaban: les molestaba estar a las órdenes de un portugués. Pero por otra parte, los lusitanos eran la vanguardia de la expansión oceánica.

Partían en condiciones precarias. En primer lugar, porque sabían lo que querían hacer, pero no conocían cómo y a través de qué espacios lo realizarían. Los instrumentos de medición y navegación eran toscos: podían establecer la latitud, pero no la longitud; la velocidad y las distancias recorridas se establecían de manera imprecisa. La comida era variada, pero no les alcanzaría: vino, aceite, vinagre, bizcocho, anchoas en barriles, pescado ahumado, tocino ahumado, alubias, lentejas, harina, ajo, cebollas y queso en aceite.

Las expediciones tenían motivos estratégicos y económicos, pero la curiosidad y el afán de trascendencia no deben ser subestimados. En palabras de Antonio Pigafetta, cronista de la expedición: “Por los libros que yo había leído y por las conversaciones que tuve con los sabios (.) supe que navegando por el Océano se veían cosas maravillosas y decidí asegurarme por mis propios ojos de la veracidad de todo lo que se contaba, para a mi vez contar a otros mi viaje, tanto para entretenerles como para ser útil y conseguir al mismo tiempo hacerme un nombre que llegase a la posteridad.”

Por su condición de zona de paso, el actual litoral marítimo argentino fue recorrido tempranamente por los navegantes. Magallanes sofocó un motín en la costa Norte de Brasil, y continuó hacia el Sur. Su tripulación estaba amedrentada por las costas desoladas que observaban. Desde fines de marzo de 1520 hasta agosto pasó el invierno en el actual Puerto San Julián, en la provincia de Santa Cruz. Allí perdió la primera de sus naves. El clima empeoraba. Sus oficiales le reclamaron que dejara de “andar perdido por esa costa estéril” y entonces Magallanes reveló las órdenes de Carlos I; buscar el paso a las tierras de las especias dejando atrás el Nuevo Mundo. Sus capitanes se opusieron y algunos se amotinaron. Magallanes aplicó mano dura: ordenó ejecutar a los cabecillas del motín. A uno lo apuñaló el alguacil de la flota, al otro le cortaron la cabeza y lo descuartizaron a la vista de todos. Otros dos fueron abandonados en una isla desierta con vino y una espada. Magallanes no se animó a ejecutarlos pues uno había sido nombrado por el propio Carlos I y el otro era cura, pero imaginó ese castigo cruel.

Sin embargo, otra prueba durísima estaba por venir. Afirma Simon Leys que Magallanes “llegó al Pacífico en el momento preciso para sacar el máximo partido de los vientos alisios del sureste, que le permitirían cruzar el océano. Aprovechó la corriente de Humboldt para remontar rápidamente la costa chilena hacia latitudes más cálidas”. Pero navegaron a ciegas, sin dar con los archipiélagos polinesios hasta que en marzo de 1521 avistaron Guam. En el camino padecieron privaciones y escorbuto: “La galleta que comíamos no era ya pan, sino un polvo mezclado con gusanos, que habían devorado toda la sustancia y que hedía insoportablemente por estar empapado en orines de rata. El agua que nos veíamos obligados a beber era igualmente pútrida y hedionda”.

A Magallanes lo mataron aborígenes en Filipinas. Juan Sebastián Elcano, su sucesor, decidió quemar una nave y seguir solo con dos: la Trinidad y la Victoria. Sabía que estaban en zona portuguesa. Durante ocho meses comerciaron clavo de olor y a veces piratearon. Los portugueses capturaron a la Trinidad, pero el 6 de septiembre de 1522 la Victoria llegó a Sanlúcar de Barrameda con apenas 18 sobrevivientes a bordo. Al navegar siempre hacia el Oeste, erraron en un día la fecha: “Habían comido carne los viernes y celebrado la Pascua los lunes”.

Cuenta Stefan Zweig que escribió su preciosa biografía de Magallanes por vergüenza. La idea lo asaltó a bordo de un transatlántico rumbo a América del Sur, donde se sentía aburrido: “Compara un momento este viaje de hoy con los de antaño, sobre todo con los primeros viajes de aquellos temerarios que descubrieron, en beneficio nuestro, estos mares inmensos y un mundo nuevo, y avergüénzate en su memoria. Intenta representártelos partiendo en sus frágiles barcas de pescador hacia lo desconocido, ignorantes de los derroteros, perdidos en lo infinito, continuamente expuestos al peligro, al capricho de las inclemencias del tiempo y a todas las torturas de la escasez”. Invita a pensar en esos marinos: “La escasez era su compañera, la Muerte los cercaba de noche y de día en mil formas, por mar y tierra; no podían esperar más que peligros, así de los hombres como de los elementos, y durante meses y años la soledad más espantosa rodeaba sus míseras embarcaciones”. Zweig llamó a la expedición “la segunda Odisea”.

Decíamos al comienzo que los océanos se comunican entre sí. Eso se puede traducir en que, aunque sea difícil, por el mar se puede llegar a cualquier parte. La especie humana ha sido tan capaz de construir técnicamente esa posibilidad como de levantar barreras. Hay allí un enorme desafío, tan utópico como irrenunciable. Las imágenes de los migrantes en sus precarias embarcaciones, en busca de mejor vida, ahogados en las costas hostiles, los transforma en los humildes Magallanes de este milenio.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/opinion/la-vuelta-al-mundo-esa-otra-odisea-nid2360207

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Insta-Entrevista| Ariel Cristófalo en vivo

El jueves a las 18.30 horas estuvimos en exclusiva con el periodista deportivo, Ariel Cristófalo (promoción 2004) en nuestra cuenta de Instagram @aexcnba.

Pudimos dialogar acerca de su perspectiva acerca de la vuelta del fútbol post-cuarentena (y la experiencia latente que se tendrá con Alemania), los cambios que experimentará su labor en esa situación, sus nuevos proyectos, su participación por el torneo de ex alumnos que organiza la AexCNdeBA, anécdotas de su paso por el Colegio, sus entrevistas y notas preferidas, entre otra variedad de tópicos que, quienes no pudieron formar parte, pueden ver haciendo click en la imagen o ingresando al siguiente link.

¡Nos vemos en la próxima Insta-entrevista!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hilda Lizarazu y Mia Folino, en vivo en el ciclo “ECU desde casa”

Este sábado 9 de mayo, Hilda Lizarazu + Mía Folino (promoción 2018) brindarán juntas una atrapante entrevista vía Instagram Live 19.30h desde la cuenta @ecu_unr  en el marco del cico “ECU desde casa” que organiza el Espacio Cultural Universitario de la Universidad Nacional de Rosario. Madre e hija dialogarán con Héctor Mansur.

También se transmitirá una lista de reproducción del álbum “La Génesis”, su último lanzamiento con versiones excéntricas de nuestro rock nacional, via Facebook (ecu.unr), 20 hs.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Convenio| Clases de Tango online

¡Sí! La Asociación tiene un nuevo convenio para asociados. Además de las clases de Técnica Corporal Aplicada al Tango completamente gratuitas para asociados que dicta Noemí Spinelli (promoción 1969) quienes deseen tomar lecciones de tango con Fernanda Valenzuela (promoción 2009) completamente gratis durante el primer mes. ¡Animate a probar!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Cómo abrir una cuenta de Instagram?

Para crear una cuenta de Instagram desde la app:

  1. Descarga la app de Instagram desde App Store (iPhone) o Google Play Store (Android).
  2. Una vez instalada, toca  para abrirla.
  3. Toca Registrarte con tu correo electrónico o número de teléfono (Android) o Crear cuenta nueva (iPhone), escribe tu dirección de correo electrónico o número de teléfono (para el que se necesitará un código de confirmación) y toca Siguiente. También puedes tocar Iniciar sesión con Facebook para registrarte con tu cuenta de Facebook.
  4. Si te registras con tu correo electrónico o número de teléfono, crea un nombre de usuario y una contraseña, completa la información de tu perfil y toca Siguiente. Si te registras con Facebook, se te pedirá que inicies sesión en tu cuenta de Facebook si aún no lo hiciste.

Para crear una cuenta de Instagram desde la computadora:

  1. Ve a Instagram.com.
  2. Haz clic en Registrarte, escribe tu dirección de correo electrónico, crea un nombre de usuario y contraseña, o haz clic en Iniciar sesión con Facebook para registrarte con tu cuenta de Facebook.
  3. Si te registras con un correo electrónico, haz clic en Registrarte. Si te registras con Facebook, se te pedirá que inicies sesión en tu cuenta de Facebook si aún no lo hiciste.

Si te registras con tu correo electrónico, asegúrate de ingresar tu dirección correctamente y elegir una dirección a la que solo tú tengas acceso. Si cierras la sesión y olvidas tu contraseña, tendrás que acceder al correo electrónico para volver a entrar en tu cuenta de Instagram.

Luego, al momento que comience la entrevista, le aparecerá en la parte superior de la cuenta (en la PC es al costado, margen superior derecho) un círculo combinado con otro en el cual se verán la cuenta de @acristofalo y la de @aexcnba. Tilda allí y podrá ingresar a la transmisión.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nota a Fernando Polack

Compartimos la nota realizada por Nelson Castro a Fernando Poalck (Promoción 1985) médico e infectólogo, en la cual se refiere a la coyuntura sanitaria actual por la pandemia del COVID.19  Para ingresar a la misma pueden hacer click en la imagen o aquí

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Entrega de Computadoras Conectar Igualdad a estudiantes del Colegio

La Secretaria de Relaciones con la Comunidad y Cultura del CNdeBA junto con  la Dirección de Orientación al Estudiante y la Dirección de Servicios Informáticos y la vicerrectoría del Colegio hicieron un relevamiento de los/as estudiantes necesitados de computadoras que les permitan realizar sus tareas e ingresar al campus virtual. Se hizo ya entrega de las mismas a alumnos del los barrios de Lugano, Balvanera, Soldati, Barracas, Nueva Pompeya, Parque Chacabuco y Zavaleta.

¡Qué alegria!

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario